Año escolar en el extranjero

Explore the World, learn for life!

Image can't be displayed.

BA-LON-CES-TO!

Cómo vive Bea su deporte favorito en EE.UU.

¡Hola!

Han pasado cuatro meses y ahora mismo estoy más metida en la vida en el instituto que nunca. Básicamente es porque la temporada de baloncesto ha empezado y el deporte aquí se toma más enserio de lo que yo pensaba.

En esta entrada voy a hablar de baloncesto, que ocupa prácticamente todo mi tiempo libre y creo que puede interesar a muchos de vosotros.



Lo primero de todo, tengo que decir que jugar un partido aquí es impresionante. Es un subidón de adrenalina brutal. Todo el instituto va a ver los partidos, las cheerleaders animan los 40 minutos de juego, los entrenadores y managers van en traje...y muchas más cosas que ahora voy a ir explicando con un poco de orden.

Un día de partido normal empieza como todos los demás: hay que estar arriba a las 6:00 para llegar al colegio a las 6:45 y empezar a entrenar a las 07:00, aunque los entrenamientos en día de partido no son tan duros como los de todos los demás días. Al terminar el entrenamiento, hay que prepararse para ir a clase, pero con el chándal del equipo o de lo contrario acabas en after school detention.

En game day es como si todo el mundo estuviese preparándose para el partido. Las cheerleaders van con sus uniformes, los equipos (el masculino y el femenino), con el chándal del instituto y los profesores y los demás alumnos van vestidos con los colores del colegio para ir a animar después.

Si no es un home game vamos en el mítico autobús amarillo al instituto en el que jugamos y luego ya nos preparamos para empezar a calentar. Por supuesto, las cheerleaders nos hacen pasillito para salir a la cancha y hay música durante los veinte o treinta minutos de calentamiento.

Luego, suena el himno de Estados Unidos y, después de la presentación de las titulares en la que entrenadores y jugadoras que empiezan en el banquillo nos hacen pasillo, estamos listas para empezar.

La grada anima durante todo el partido pero una vez que suena el primer pitido es como si no hubiese nadie. Solo tu equipo, tus entrenadores y tú. Yo pensaba que iba a estar muy nerviosa y no iba a poder jugar delante de tanta gente en pabellones tan grandes, porque la verdad es que al principio impresiona, pero es lo mismo. ¡Cuando empiezas a jugar se te olvida todo!

Y hablando de baloncesto, durante las vacaciones de Thanksgiving, fui a ver mi primer partido de la NBA. Mi host family

tenía pensado llevarme como mínimo a un partido a lo largo de este año pero nunca habíamos pensado que iba a ser en las condiciones en que lo vimos. Resulta que el médico que operó a mi host sister cuando se rompió el ligamento cruzado de la rodilla, es uno de los médicos de los Thunder y cuando le conocí después de un susto con mi rodilla en el primer partido, quiso colaborar en que mi experiencia fuera lo mejor posible. Así que nos regaló cuatro entradas en zona VIP para ver a los Thunder contra los Pacers y fue, sin duda, lo que más he disfrutado desde que llegué.


Como conclusión diría que si tenéis pensado hacer un año escolar en Estados Unidos y jugáis al baloncesto, tenéis que entrar en el equipo de vuestro instituto sin ninguna duda. Y si no jugáis, también tenéis que apuntaros al equipo porque lo peor que puede pasar es que juguéis en el JV (junior varsity), que es como el segundo equipo, y os quedéis en el banquillo para los partidos de varsity, que sería el primero. 


Insisto, ser parte del equipo de baloncesto es una de las mejores cosas que podéis hacer mientras estéis aquí, aparte de que formar parte de un club o equipo en el instituto es la mejor forma de hacer amigos.

Espero que esta entrada os haya parecido interesante y os haya animado a formar parte de alguna de las actividades del instituto mientras estéis aquí.

¡Hasta luego!

Bea

Blog de Bea

Bea pasó un curso escolar en Oklahoma, EE.UU. Pudo disfrutar de su gran pasión, el baloncesto, aunque disfrutó de muchas otras cosas.

image/svg+xml