Año escolar en el extranjero

Explore the World, learn for life!

Image can't be displayed.

Presentación y primer día de clase

Bea - de Madrid a Oklahoma

¡Hola!
Me llamo Bea y voy a pasar este año en Oklahoma haciendo el curso equivalente a cuarto de la ESO.
Ya llevo una semana aquí sin contar el Camp de Nueva York (donde hice buenas amigas con las que espero seguir en contacto el resto del año y a la vuelta también).

La verdad es que yo ya venía con la mentalidad de que lo iba a pasar mal el primer mes: que iba a echar de menos a mi familia y amigos y que me iba a costar conocer gente aquí, pero la verdad es que no ha sido así.
Aquí la gente es superamable y he tenido mucha suerte con la familia también. No he tenido los bajones que esperaba tener y de momento si todo sigue así no tengo duda de que va a ser una de las mejores experiencias de mi vida.



Con el inglés tampoco he tenido muchos problemas, me cuesta un poco expresarme todavía pero ya voy notando que poco a poco me voy soltando y todo es más fácil. Además, como les gusta tanto tener gente de fuera, tienen paciencia contigo y te repiten las cosas las veces que necesites hasta que lo entiendas.

Aquí lo quieren saber todo de ti porque no tienen ni idea. He tenido preguntas del tipo "espera, ¿España es otro país?" y comentarios como "no sabía que en España se habla español". Pero bueno, tened paciencia con ellos como ellos la van a tener con vosotros.

El primer día completo que estuve aquí fui a ver mis dos primeros partidos de softball, un deporte que la verdad no me gusta mucho, pero que como mi host sister juega, tengo que ir a verlo. Ya llevo 9 partidos en una semana y tengo la impresión de que me faltan unos cuantos todavía.
Bueno, ese día conocí a las chicas del equipo y son con las que mejor me llevo, con las que me siento en el comedor y con las únicas que prácticamente he hablado. Además, durante un descanso que tuvieron en el primer partido, hicieron un círculo alrededor de mí para saber que comidas no había probado nunca.
Acabaron comprando un montón de cosas que al final no pude probar porque el entrenador de softball es también el de baloncesto y dice que me necesita en forma para la temporada que empieza oficialmente a principios de octubre.



Llegué a Oklahoma un domingo y el miércoles empecé el colegio. Por suerte ya conocía a las chicas del equipo de softball y me dejó de preocupar el tema de con quién me iba a sentar en el comedor el primer día. Estaba super nerviosa porque no tenía ni idea de cómo iba a ser pero al final todo salió estupendamente.

Empecé el día en el campo de softball con las chicas haciéndonos fotos porque el primer día es uno de los pocos en los que se arreglan para ir al colegio.
Una de las cosas que más me ha impactado es que vayan a donde vayan si no hay motivos para ponerse unos vaqueros, van siempre como si fueran a hacer deporte. Luego tuvimos una asamblea donde el director habló a todos los alumnos del instituto y después fuimos a las clases. Tengo que decir que los profesores son bastante simpáticos. 




Acabé el día en la cancha entrenando con los chicos y con otras dos chicas porque las demás chicas del equipo de baloncesto juegan también al softball y tienen que entrenar allí. La verdad es que este sistema me gusta porque a las 7:30 de la mañana estoy ya tirando y tengo preparación física hasta las 8:45. Luego vienen las clases y después a última hora (que es a las 15:00) entreno otra vez. Supuestamente es hasta las 16:00, pero como podemos quedarnos todo el tiempo que queramos después del colegio, siempre me quedo media hora más jugando un uno para uno con alguno del equipo de baloncesto masculino.

Tengo la impresión que con el tema de los estudios no me va a costar mucho ya que de asignaturas que tengo en España este año solo tengo cuatro y de las otras cuatro dos de ellas son la preparación física y el entrenamiento de por la tarde.

Me parece que se me olvida que estoy aquí para hacer un año escolar y no para jugar al baloncesto o salir a algún sitio todos los días. Además, a partir de septiembre no tengo clase los viernes así que es como si tuviese un puente todas las semanas.
Este ha sido mi inicio de curso y ya iré contando como va avanzando la aventura que acabo de empezar.

Hasta la próxima,

Bea

Blog de Bea

Bea pasó un curso escolar en Oklahoma, EE.UU. Pudo disfrutar de su gran pasión, el baloncesto, aunque disfrutó de muchas otras cosas.

image/svg+xml