Año escolar en el extranjero

Explore the World, learn for life!

Image can't be displayed.

Nueva York y viaje a California

Los primeros días de Laura al otro lado del charco

Los días en el Camp de Bienvenida en Nueva York fueron fantásticos. Conocí a un grupo de chicas españolas de las que no me separé en los cuatro días. Mis compañeras de habitación, que eran una chica de Dinamarca y otra de Noruega, fueron súper majas y me lleve bastante bien con ellas. Todos los días nos contábamos lo que nos habíamos comprado y que habíamos hecho en nuestro tiempo libre.



Las charlas que nos dieron fueron bastante útiles ya que te ponen muchos ejemplos y te dan muchas soluciones a los problemas que te pueden surgir a lo largo del año. Nos insistieron mucho, mucho, mucho en no romper las normas o de lo contrario, nos mandarían de vuelta a España.

Los días pasaron volando y disfrutamos mucho mientras visitábamos el puente de Brooklyn, la Estatua de la Libertad de lejos, el Empire State, Times Square, Central Park y un montón de cosas más a las que íbamos tanto andando por las tardes en nuestro tiempo libre como por la mañana, con el resto del grupo en las visitas guiadas. Por las noches hice Skype con mis amigas en Madrid, fui a la piscina con el resto de chicas españolas y comentaba que tal el día con mis compañeras de habitación.



El día del vuelo a California, el día en que me reuniría con la familia, fue súper largo, cansado y sobre todo estaba muy nerviosa. No sabía cómo iba a ser mi primer contacto con la que sería mi familia durante casi un año y me aterraba la idea de que no fuera buena. No me tranquilizó el viaje ya que tuve bastantes problemas en el aeropuerto con los vuelos y con el servicio de acompañantes de las aerolíneas.

Parecía que no, pero llegué. Después de casi 20 horas entre vuelos y aeropuertos, me reencontré con mi familia quien me acogió como una hija más. Desde ese momento sabía que estaba en buenas manos y sólo me tocaba disfrutar. También supe que ganarse la confianza con mi host sister y meterme en su grupo de amigas no sería fácil, pero poco a poco lo conseguiría.



El camino a casa en coche fue muy agradable, charlamos de nuestras costumbres y compartimos las cosas típicas de nuestras culturas. Me gustó mucho que me acogieran tan bien y me sentí como en casa completamente. 

¡Por fin me metía en la cama después de un día de locos!

Blog de Laura

Laura pasó un curso escolar en California y aquí podéis leer todas sus entradas. ¡Que lo disfrutéis!

image/svg+xml