Año escolar en el extranjero

Explore the World, learn for life!

Image can't be displayed.

Arranca el año escolar de Marina en Missouri

¡nervios y ganas!

¡Hola! mi nombre es Marina y este año va a ser el año de mi vida ya que lo voy a pasar en Estados Unidos, concretamente en el Estado de Missouri.

Voy a estar con una familia como una más, voy a hacer el equivalente a 4º de la ESO en un instituto americano.

Claramente os preguntareis: “Y esta chica ¿cómo es que decidió irse a Estados Unidos?” Así que os voy a contar desde el principio.
Todo comenzó por el mes de marzo. Una amiga mía, Jimena, decidió irse y me contó cómo funcionaba así que me anime (en realidad yo pensaba que esto no iba a salir adelante) Como era bastante tarde hice la prueba de nivel de Get Ready en casa. A los pocos días llegaron los resultados y fueron muy buenos, así que se puede decir que así fue como comenzó mi aventura.

Después de rellenar todos los papeles que hay que rellenar, Get Ready lo mandó a Estados Unidos y la suerte ya estaba echada. Según mi programa, me podía tocar en cualquier parte de EE.UU. Pasaron varias semanas y no llegaban novedades… yo hasta llegué a pensar que nadie me iba a elegir, pero en el momento que menos esperaba llegó. Recibí la información de la familia más encantadora que me podía tocar. La verdad, es que he tenido mucha suerte con ellos. A continuación me puse a buscar información de la zona como una loca, a buscar la casa, el vecindario, el instituto...

Comenzamos a hablar y nos dimos cuenta que nuestras familias tenían mucho en común. Yo estaba super emocionada por conocerles pero para eso tenía que asegurarme de aprobar todas las asignaturas en España; algo que me estaba costando, pero bueno. Después de todo lo que me esforcé lo conseguí (yo a veces pensaba que no lo iba a sacar y que me iba a quedar en Madrid).

El verano comenzó y eso quiere decir que también comenzó la cuenta atrás. Una cuenta atrás que ni yo ni ninguna de mis amigas creíamos que estábamos en ella y cuando nos quisimos dar cuenta solo quedaba una semana para irme, para no volver a ver a toda mi familia ni a mis amigos en diez meses.



Así que comenzaron las despedidas, las temidas despedidas. No se, es duro despedirte de personas que para ti lo son todo...y tuve que despedirme de mucha gente la verdad, y puedo admitir que me costó mucho.

El día antes de irme no pude dormir nada porque estaba empezando a asimilar que esto era de verdad, que me iba, que no era una broma. Estaba muy nerviosa y asustada. Asustada por no encajar, por no tener amigos nuevos, por no entender a la gente, por no gustarles...pero la verdad, nunca me he arrepentido de nada y no me voy a arrepentir de esto.

Finalmente el 3 de agosto abandoné España por un año escolar, el año de mi vida. Y lo que más me costó fue despedirme de mis padres y mis hermanos, ya que he pasado toda mi vida con ellos...pero como todas mis nuevas amigas del grupo de chicas de Get Ready que cogían e mismo vuelo que yo, acabé llorando porque es duro, pero merece la pena de verdad.




Así que las siete chicas españolas y yo comenzamos la aventura, pasamos los controles correctamente y subimos al avión con destino Nueva York, al Camp de Bienvenida.

Pasamos allí cuatro fantásticos días, conocimos Nueva York cosa que yo quería hacer sí o sí en mi vida, tuvimos charlas de orientación, conocimos a gente de Noruega, Alemania, Italia...



Después de esos días me tocó comenzar la segunda parte de mi aventura: coger el vuelo con destino Missouri. Durante ese vuelo estuve pensando cómo iba a saludarles, qué iba a decir...no sé, estaba muy nerviosa pero dos horas después...allí estaban esperándome con unas pancartas que decían "bienvenido Marina" y fueron encantadores conmigo, me acogieron como a una más y me tararon genial.

¡Y bueno...esto acaba de empezar!

¡Hasta la próxima entrada!

Marina