Año escolar en el extranjero

Explore the World, learn for life!

Image can't be displayed.

Primeras semanas

Instituto, partidos y marshmallows

Realmente no fui consciente de lo que estaba viviendo hasta que pisé por primera vez Houston, allí empezaron las emociones cruzadas: por un lado el temor y la incertidumbre a no encajar en la comunidad, en el colegio, en la familia... y por otro lado las ganas locas de conocer mundo, de vivir experiencias: de vivir la nueva vida en la que será mi familia por 10 meses.



La bienvenida en el aeropuerto fue muy calurosa, me recibieron 10 personas con un cartel que decía "Welcome to Texas", no me esperaba ese recibimiento. Después, fuimos a cenar a un restaurante, en el que empecé a conocer un poco más a mi familia. Kevin, mi padre de acogida, es una persona agradable y atenta. También me presentaron a varios chicos de mi edad, entre ellos Tyler, el hijo de la mejor amiga de Kevin, Misty. Después de cenar y tras un largo camino hasta mi localidad, conocí mi casa, que lucía mejor que en las fotos.

Aquí no se queda todo, al día siguiente Kevin volvió a la ciudad para recoger a Andy, un estudiante de intercambio chino que compartirá habitación y experiencia durante este año conmigo. Tras las correspondientes presentaciones, empezamos a hablar un poco y me di cuenta que su inglés no era bueno y que tenía algunos problemas para comunicarse, pero más o menos los ha ido solucionando.



Las primeras semanas estuvieron cargadas de presentaciones y de novedades. El primer día de colegio fue bastante mejor de lo que esperaba porque Tyler, que va al mismo colegio que yo, me ayudo y presento a todo el mundo y estuve acompañado casi todo el tiempo.

Las primeras actividades que he hecho entre una larga lista: patinar en línea (que hacía mucho que no lo practicaba) y se me dio mejor de lo que esperaba, cocinar Marshmallows en el fuego y sobre todo ir a ver muchos, muchos partidos de fútbol americano, por supuesto el deporte estrella aquí. También estoy empezando a jugar a un juego tradicional en East Texas que se llama “washers”, y es parecido a los juegos tradicionales españoles como la petanca.



El otro día fuimos a una casa encantada porque la celebración de Halloween se acerca y en los Estados Unidos es una de las más importantes del año. La gente ya empieza a vaciar calabazas y a decorar sus jardines con artículos de miedo.

Blog de Mario

Mario pasó un curso escolar en el estado de Texas, EE.UU. Os invitamos a que echéis un vistazo a las últimas entradas de su blog!

image/svg+xml