Año escolar en el extranjero

Explore the World, learn for life!

Image can't be displayed.

La aventura comienza

¡Bienvenidos al blog de Sergio!

¡Hola!
Mi nombre es Sergio, tengo 15 años, y este año lo voy a pasar en los Estados Unidos en una ciudad de Tennessee llamada Chattanooga. Voy a hacer el equivalente a 1º de bachillerato, que es el grado 11 (11th grade) y mientras lo hago y voy viviendo mi particular “sueño” Americano os intentaré ir contando por estos blogs como va yendo mi experiencia.


Todo comenzó más o menos a finales de marzo, cuando fui a las oficinas de Get Ready, hice la prueba de inglés y hablé con ellos. A los pocos días me dijeron que había pasado la prueba, por lo que lo siguiente era empezar a hacer tooooooooooooodos los papeles de inscripción.

No dejaban de llegar papeles a mi casa, pero sabía que todo ese proceso pesado tendría su recompensa en forma de una familia americana. Me dijeron que muchas veces tardaban en llegar las familias, así que en los primeros compases del verano no me preocupé mucho por el tema.

Pero pasaba el verano, el verano que, en cierto modo, me podía cambiar la vida, y seguía sin tener noticia alguna de cuál iba a ser mi nueva familia durante el curso que estoy pasando en Estados Unidos. Ya incluso, mis amigos y yo habíamos empezado a reírnos de la situación, y ellos me intentaban picar diciendo que ninguna familia me quería, pero finalmente, llegó toda la información:
de mi familia, de cuál era mi estado en EEUU, de mi colegio,… de todo lo que había estado esperando durante todo ese verano.

Cuando llegó la información yo estaba durmiendo, era por la mañana en verano (¿qué esperabais que estuviese haciendo?), cuando mi hermana entró por la puerta de mi habitación y me dijo que ya había llegado la información de mi familia americana.

Completamente de verdad os digo, que lo primero que le dije fue que ya lo vería luego, que me dejase dormir. Pero después me puse a pensar y me entraron muchísimas ganas de mirarlo, algo obvio, ya que son aquellas personas con las cuales vas a pasar casi 10 meses. Así que con el subidón de curiosidad encendí el ordenador como un loco para abrir el correo.

Vi la información y me entró mucha ilusión (y también unos cuantos nervios, hay que decirlo). Me tocaba salir en cuatro días, y reconozco que en ese momento me agobié.

Tenía a tanta gente de la cual despedirme y no tenía tiempo, pero es lo que me tocaba. Intenté aprovechar al máximo los días que me quedaban junto a la gente que quería. Y el 29 de agosto, finalmente, abandoné España hasta dentro de un año, y todo lo que ello conlleva: amigos, familiares, compañeros de equipo y de clase, mi Atleti, mi Estu y la comida española: el jamoncito, la tortilla de patata de mi madre, las comidas de mi abuela (probablemente la octava maravilla del mundo)…

Son muchas cosas que echaré de menos, pero a cambio obtendré una grandísima experiencia. Pero en ningún momento me he sentido asustado. Nervioso sí, pero nunca asustado, ya que sé todo lo que me puede aportar este año internacional en cuanto a todos los aspectos de la vida.

Esta foto es del día antes de dejar España, donde disfruto de mi gran pasión, el baloncesto, con varios amigos: 

Llegué a Nueva York tras hacer escala en Ámsterdam, y llegué solo, sin ningún estudiante español que me acompañase. Lo que más miedo me daba de llegar a Estados Unidos en avión era el control de pasaportes, pero, gracias a Dios, lo pasé bien y correcto.

A la salida me esperaban los monitores y algunos estudiantes alemanes, daneses y holandeses. Pasamos unos días fantásticos allí, tuvimos algunas charlas (que nos daban monitores que habían vivido la experiencia) sobre qué nos esperaba en nuestros sitios de acogida, y visitamos la ciudad de Nueva York.

A ver, no la visitamos entera y en profundidad porque para eso necesitas más tiempo, pero igualmente fue una experiencia maravillosa. Además, conocí a otro estudiante español con el que entablé una buena relación y a un montón de estudiantes europeos más (noruegos, finlandeses, alemanes…).

Me encantó conocer a toda esta gente porque son chicos y chicas de tu edad que van a vivir la misma experiencia que tú y puedes comparar con ellos las diferentes situaciones.

Después de 4 días maravillosos tocaba despedirse de la Gran Manzana y de los nuevos amigos y viajar a mi nueva casa, que se encontraba en el Estado de Tennessee.

He de reconocer que en todo el período en el que he estado preparando el viaje de EE.UU. nunca antes estuve tan nervioso como en ese momento. Estaba a punto de conocer a mi nueva familia y no sabía cómo reaccionar al verles ni cómo reaccionarían ellos, por lo cual, los nervios me rebosaban.

Aterricé en Chattanooga tras hacer escala en Atlanta, y allí estaban mis host parents esperándome.



¡La Aventura acababa de empezar!

Saludos,

Sergio

Blog de Sergio

Sergio pasó un curso escolar en Tennessee y aquí podéis leer todas sus entradas. ¡Que lo disfrutéis!

image/svg+xml