Año escolar en el extranjero

Explore the World, learn for life!

Image can't be displayed.

Primer mes completado

¡y la Sprit Week!

Mis siguientes días en los States continuaron genial, tratando de adaptarme a la película que estaba viviendo. En los siguientes fines de semana una chica americana muy maja nos invitó a los tres estudiantes de intercambio que somos en mi High School, una italiana, una danesa, y yo, el español -por cierto, buen comienzo para un chiste eh- ;), a su casa, e hicimos un bonfire, que es la hoguera en la que queman las nubes de azúcar y que es algo muy americano.



Yo, sinceramente, prefiero las nubes de azúcar sin quemarlas, no os voy a engañar, pero ya que estábamos ahí, tocaba hacer un poquito de postureo y poder sacar pecho de que tú has hecho lo que hacen en las pelis. En otro fin de semana, mi familia me llevó a Knoxville porque iba a estar gran parte de la familia por parte de padre (y yo aseguraría que debió de estar toda) que venían de Florida, de mi ciudad, de Jamaica (sí, porque mi familia es originaria de Jamaica) e incluso desde Inglaterra.

Fuimos a una casa familiar que tienen allí, y preparamos una barbacoa que estaba bastante rica, pero lo que más me impactó y me gustó a la vez, es que la familia era enooooooorme (evidentemente, están por todo el mundo jaja). Y no, no exagero si digo que más o menos durante todo el día por aquella casa pasaron unas cincuenta personas. La verdad es que fue bastante interesante y entretenido conocer a gran parte de la familia de mi (nueva) familia.



Después de estas primeras semanas, en la última de septiembre, llegó una semana muy entretenida llamada la Spirit Week, en la cual se elige a la Homecoming Queen y en la que además, se eligen unos temas específicos sobre cómo vestir en esta semana.

El lunes era el día del pijama, por lo que podías ir vestido con la ropa más cómoda que se te ocurriera, y el de los gemelos (es decir, ir vestido igual con un amigo). El martes, era el día de llevar cosas de Estados Unidos o de tu equipo favorito, y yo saqué a relucir mi camiseta del Atleti, y no veáis lo a gusto que me sentí ¡eh!

El miércoles, a los freshmans y a los sophomores les tocaba llevar ropa verde (uno de los colores del colegio, junto al blanco y al negro), a los juniors nos tocaba ir de blanco y a los seniors de negro. Esto de los colores era dado porque por la tarde se jugaba el Powderpuff Game, que básicamente es un partido de football en el que juegan seniors (grado 12) contra juniors (grado 11), pero que tiene una diferencia de un partido normal, y es que solo juegan chicas y en el que las cheerleaders son chicos. básicamente, un cambio de papeles.



El jueves, era el día de ir vestido de una década distinta o prep (que, resumiendo, es vestir pijo); y el viernes era el día más “grande”. Vestíamos con los colores del colegio, porque, entre otras cosas, era Game Day, y además, teníamos Pep Rally, que es un evento que dura una media hora y se hace a última hora de un viernes, y normalmente precede a un evento deportivo que habrá por la tarde (hasta ahora, todos los que he tenido, tenían como tema principal el partido de football).

Este día, en él, presentaron a todas las chicas que optaban a ser Homecoming Queens y contaban un pequeño resumen sobre ellas. Después, por la tarde, en el partido de football (que es un partido que, según me contaron, está hecho para que el equipo local gane con facilidad), al descanso ocurría lo más importante de toda la semana: se iba a elegir a la Homecoming Queen. Las chicas que están elegidas para ello se visten muy guapas y se arreglan un montón para la ocasión, aunque, pese a que hay una de cada grado y luego algunas más (que exactamente no sé de dónde salen), suele ganar la que está en el grado 12 (es una senior, y es el grado en el que se gradúan, justo antes de ir a la Universidad).



En mi high school no hicimos todos los paseos con las carrozas ni el baile, pero, igualmente, disfruté un montón de esta nueva experiencia.

Bueno, con el final de este blog llegamos a octubre, por lo que el primer mes ha sido completado; ¿que cuál es mi balance? Positivo, sin ninguna duda. La gente me ha aceptado muy bien, y mi familia me está tratando como un miembro más.

En octubre, el segundo mes, tenemos el Fall Break (una semanita de descanso, aunque eso sí, aquí no existen los “puentes” como en España, y por eso nos dan esta semana) y también, en octubre es mi cumple, el 16, y me corroe una gran pregunta: ¿se acordarán de que es mi cumple ese día?

Bueno, aquí acabo mi blog, un saludo americano muuuuy grande, nos “vemos” en el próximo!

Sergio

Blog de Sergio

Sergio pasó un curso escolar en Tennessee y aquí podéis leer todas sus entradas. ¡Que lo disfrutéis!

image/svg+xml