Año escolar en el extranjero

Explore the World, learn for life!

Image can't be displayed.

Prom...

...y ya queda menos

Ya hemos llegado a Abril. Solo dos meses más . La verdad es que no lo quiero pensar. No quiero pensar que en solo dos meses voy a decir adiós a toda esta gente que ha hecho mi año una de las mejores experiencias de mi vida. Y lo peor de todo, que no sé cuándo voy a verles otra vez. Sin duda eso es lo peor. Y los que venís os iréis dando cuenta mientras pasa el año. Cuando sales España, da mucha pena, lo sé; pero sabes que hay una fecha marcada para volver a ver a tu familia y a tus amigos, porque lo dice tu billete de avión. Pero cuando vas a salir de aquí, esperas y crees que les volverás a ver alguna vez más, pero no lo tienes por seguro, and that sucks

Pero bueno, no he pensado en este blog para ponerme triste. Os quería hablar de “PROM”. El famosísimo baile de fin de curso de todas las películas americanas que transcurren en un instituto. A lo mejor cuando lo ves ahí piensas: “Buah, eso es 4 horas y ya está.” Definitivamente no. 

Todos los bailes de fin de curso son generalmente entre las dos últimas semanas de Abril y la primera de Mayo. La preparación empieza más o menos desde que comienza Marzo. Y es que las proposiciones empiezan (aunque antes de sorprenderla con la proposición, hablas con ella si es tu amiga o lo que sea para saber quiere ir contigo). Claro, la proposición hay que currársela, no vale con un ‘¿Quieres venir a Prom conmigo?’ a la cara. No, evidentemente esa no vale. Tienes que hacer un póster que tenga algo de ingenio (con juegos de palabras y cosas así), o hacerlo de alguna forma original (por ejemplo, yo tengo un amigo que nos llamó a otros cuatro para que deletreásemos PROM en nuestros cuerpos –una letra pintada en cada uno- y cuando la chica llegase la estaríamos esperando y él tendría un ramo de flores y un póster en el que le pedía salir también). Y sí, digo salir, como pedírselo diciendo que si quería ser su novia. Y es que estos yanquis… ¡Son muy horteras! Y para mi gusto, un poquillo anticuados jaja. Pero he de reconocer que la parte de la proposición (promposal se le llama) es bastante divertida.

Después de pedírselo, las chicas miran vestidos por muuuuuuuuucho tiempo. Y es que suelen empezar a mirar vestidos desde antes que alguien las pida ir a Prom. Los chicos tenemos que ir a alquilar un esmoquin, y los reservamos con unas tres semanas de antelación. Por supuesto, tiene que conjuntar con el vestido de la chica (normalmente la pajarita y el chaleco, o solo la pajarita, no el traje entero). Luego, también hay que comprar unas flores que nosotros ponemos en la muñeca de la chica y luego ella pone su flor en tu chaqueta en el día de Prom.

Y luego viene el baile, que es un día bastante intenso, pero yo creo que es mucho más intenso para las chicas que para los chicos, con todo lo del maquillaje, luego sus peinados, luego que el vestido tiene que estar perfecto… Después de eso, hay una sesión de fotos con todo tu grupo de amigos y luego con tu cita, por la que toda mi familia y amigos (españoles) me preguntaban que si me había casado, riéndose de mí… Porque en España eso no es normal, pero aquí todas las madres y padres van a hacer fotos porque les encanta. 

Y cuando acabas con las fotos vas de cena y después al baile. Es bastante divertido y entretenido todo el proceso y en mi caso, me lo pasé muy bien haciendo todo y luego en el baile.
Ya solo quedan tres semanas, en el momento en el que estoy escribiendo, y mi temporada de soccer ya ha acabado, y en el último partido, me puse muy triste, hasta el punto de tener lágrimas en los ojos. Y es que al ser el último, me di cuenta de que ya no hay más deportes que jugar, y eso significa que no me queda nada de nada aquí, lo que da mucha pena.

20 days left.

Un saludo.
Sergio


Blog de Sergio

Sergio pasó un curso escolar en Tennessee y aquí podéis leer todas sus entradas. ¡Que lo disfrutéis!

image/svg+xml