Año escolar en el extranjero

Explore the World, learn for life!

Image can't be displayed.

Comienza mi segundo mes

¿Se acordarán de mi cumple?

Comienza octubre, y con ello el Fall Break, que básicamente es una semana de vacaciones en medio del primer cuatrimestre (que es desde agosto hasta diciembre), porque aquí ellos no tienen puentes como tenemos nosotros en España, entonces son sus pequeñas vacaciones. Muchas familias aprovechan para ir de viaje, en especial para ir a la playa, pero mi familia y yo nos quedamos en casa y tan ricamente.

En el fin de semana de antes de Fall Break un amigo me llevó con él y otros amigos a jugar al football y la verdad es que me lo pasé genial, me pareció muy divertido y entretenido. Que quede claro que no fue algo tan duro como un partido de football de verdad.

Después de la semana de vacaciones dos compañeros de mi equipo me llevaron a un grupo religioso de chavales jóvenes que hay en mi ciudad, en el que nos juntamos estudiantes de distintos colegios de la zona y donde realizamos actividades, como pequeños conciertos, o nos juntamos todos en la casa de alguien para pasar el rato. La verdad es que es genial y gracias a él estoy conociendo a más gente que todavía no conocía de mi colegio.

En esa misma semana, el 16, era mi cumple, y unos días antes de ese día recibí un paquete desde España. Era de mis padres. La verdad, sientes una alegría enorme cuando ves este tipo de cosas, como un mensaje o una conversación por Skype, porque es tu familia de verdad, los que más te quieren, y recuerdas todo lo que les quieres tú a ellos.

Cuando vi la sudadera del Atleti y el libro de recetas españolas que me habían regalado, sólo sentí muchísimo amor por dentro, un amor inmenso hacia mi familia y me acordé mucho de ellos, cosa que me alegró bastante y por varios días.

El jueves, el día anterior a mi cumple, fui a la casa de Ronald McDonald de Chattanooga, donde se alojan muchas familias que tienen algún familiar enfermo. Entonces, nuestra organización aquí en Estados Unidos nos proponía prepararles la cena como una actividad, y decidí ir porque me parecía algo bastante interesante y además me parecía algo muy bonito el ayudar a gente con un pequeño gesto como prepararles la cena.

Estuvo muy guay, porque además conocí a otros alumnos de intercambio, aunque solamente unos tres o cuatro, pero igualmente estuvo muy bien el compartir con ellos la actividad y poder hablar de cómo está yendo mi experiencia y que ellos me dijesen cómo está yendo la suya.

El viernes 16, fue el día de mi cumple, y la verdad es que me lo pasé bastante bien porque más gente de la que pensaba que me felicitaría me felicitó, y eso quieras que no, te mola. Por la tarde fui al partido de football en el que el equipo del high school ganó y sigue yendo por el buen camino para meterse en Play-Offs. Esperemos que los de baloncesto al menos podamos igualar lo que está siendo una muy buena temporada del equipo de football.

Al día siguiente fui a una casa encantada, que fui porque es algo así como una tradición el ir a una casa encantada cuando Halloween se acerca. No estuvo mal la experiencia, aunque a mi parecer son bastante caras para lo que acaban siendo.

Al día siguiente, toda mi host family y yo estábamos bastante cansados por lo que no fuimos a la Iglesia por la mañana y después me obligaron a ir a casa de un amigo de mi hermano pequeño, aunque yo ya tenía planes casi hechos para esa tarde, por lo que me pareció algo poco usual.

Tras volver de la casa de este chaval, vi que había muchos coches en mi calle, cosa que me pareció rara, aunque la verdad es que ni lo relacioné con lo que estaba a punto de pasar. Abrí la puerta de mi casa y mi host mum estaba esperándome con la puerta del sótano abierta y diciéndome que bajase rápido; y yo, extrañado, bajé. Y ahí estaban, mis compañeros de equipo y mi entrenador, y un montón de amigos de la familia cantándome el cumpleaños feliz (en inglés, por supuesto).



La verdad es que me alegró un montón, y me encantó la sorpresa, porque cosas así cuando es tu cumple y estás tan lejos de tu familia te alegran de verdad. Además, hicieron una comida riquísima, y el pastel era simplemente espectacular.

También, el 22, ¡visité la Universidad de Knoxville! No había estado en ningún College americano antes de aquel día, y la verdad es que estuvo muy bien poder ver todo el campus y poder ver lo grandes que son en comparación con la Universidad en España.


Además, pudimos entrar en el Estadio del equipo de Football, los Tennessee Vols, y era una pasada. Era enorme, aunque, evidentemente, ¡me hubiese gustado más verlo lleno!
Para acabar octubre, tuve un bonfire por Halloween, una pena que no pudiese hacer trick or treating, aunque vi que mi host brother lo hizo, y la verdad, si te mueres por los dulces y por el chocolate, Halloween en Estados Unidos es tu día.

Ya van dos meses aquí, y me pongo a pensar y es que, ¡¡hace nada que llegué!!

¡¡Nos vemos en la siguiente entrada!!

Sergio

Blog de Sergio

Sergio pasó un curso escolar en Tennessee y aquí podéis leer todas sus entradas. ¡Que lo disfrutéis!

image/svg+xml