Año escolar en el extranjero

Explore the World, learn for life!

Image can't be displayed.

Comienza la aventura

Teresa va a pasar el próximo curso en Oklahoma. Os va a contar cómo han sido sus primeros días en el Camp de Bienvenida en Nueva York.

Hola, me llamo Teresa, soy estudiante de intercambio con Get Ready y voy a pasar el próximo curso en Oklahoma con Get Ready. En esta entrada de blog os voy a contar cómo han sido mis primeros días en el Camp de Nueva York.

La noche de antes casi no dormí, pero no porque estuviera nerviosa, sino porque mi vuelo salía a las 6.30 de la mañana y había quedado con las dos otras chicas españolas que volaban conmigo, Lorena y Cristina, a las 4:30 en la terminal 2 del aeropuerto.

Fuimos desde Barajas hasta Newark parando en Bruselas, fue un viaje largo y aburrido pero las tres nos fuimos conociendo un poco mejor.

Ninguna sabíamos qué iba a ser de nosotras en Nueva York, lo único que teníamos claro era que habíamos comenzado una aventura que íbamos a recordar toda la vida, tanto por sus buenos momentos como por los malos.

Content image high line Teresa

Una vez aterrizadas, dos monitoras nos estaban esperando en la salida. Nos dejaron un rato para comer en el aeropuerto mientras que ellas esperaban al resto de estudiantes. Un poco más tarde llegaron unos cuantos daneses. Estar con ellos ha hecho que me de cuenta de que los nórdicos no se parecen nada a nosotros y de que mantener una conversación con ellos es más difícil de lo esperado, pero al final lo conseguimos. :) 

Al día siguiente fuimos a Upper Manhattan y Middle Manhattan, pasamos por Central Park y acabamos en Times Square.

Teresa Times square

Nueva York es una pasada. Es justo como en la pelis, todo a lo grande y fascinante.

El tercer día fuimos a Lower Manhattan, pasamos por Wall Street, Brooklyn e íbamos a acabar viendo la Estatua de la Libertad, pero nos empezó a llover y tuvimos que cambiar de plan.

El cuarto día fue de los mejores: fuimos por la mañana a la playa y por la tarde de compras a un outlet gigante.

Esa noche no dormí mucho, pero no porque estuviera nerviosa, sino porque otra vez me tocó madrugar para llegar a Oklahoma.

Content image taxi Teresa

Una vez aterrizada me recibió la familia con un cartel, con flores y con un regalito. 

Después de 6 horas de viaje, por fin había llegado a esa pequeña casa situada en medio de un pueblecito americano.

Una casa que se iba a convertir en mi nuevo hogar.

Hasta la próxima,

Teresa 

Blog de Teresa

Aquí encontraréis las entradas del Blog de Teresa, ¡una madrileña en Oklahoma!

image/svg+xml