Aprender inglés, conocer nuevas amistades, introducirte en una cultura muy diferente a la tuya… Marina es una de las españolas que no se lo pensó dos veces y dio un cambio de rumbo a su vida. ¿Por qué no pasar un año escolar en Estados Unidos?

Michigan fue el destino final de la joven, casi 6.500 kilómetros la separan de España. Para ella, estar estudiando en el extranjero «está siendo una de las mejores experiencias de mi vida, llevo cuatro meses y la verdad que no lo parece, se me han pasado volando».

Todo en Estados Unidos «es muy diferente en el buen sentido». Así mismo, destaca el aprendizaje que está adquiriendo con el idioma, ¡y no sólo eso!: «Además de mejorar el inglés, estoy aprendiendo de esta cultura y de la gente, todo el mundo es súper majo». Por ello, cómo no, «¡estoy segura que nunca olvidaré este año!».

¿Te gustaría realizar un año escolar en Estados Unidos como ella? ¡Ponte en contacto con nosotros y recibe más información!